Lo terrenal y lo digital

“La impaciencia, la necesidad de acceder en el acto, hace que desaparezca lo duradero y lo despacioso, que no es privativo, pues no le falta nada, ni tampoco indica un proceso que se pudiera acelerar, sino que más bien posee una temporalidad específica, una realidad propia, un aroma propio. lo disponible no tiene fragancia. Lo duradero y despacioso vacila al retirarse. se rezaga, su luminiscencia viene más tarde, como la de los fosforescente. Su andadura es lo tardío. Por el contrario, la temporalidad de lo digital es la instantaneidad”.

Byung-Chul Han

Colores de la vida

La tremenda tensión del intelecto que pretende presentar batalla al dolor hace que todo aquello que ahora mira brille con luz nueva: y el indecible encanto que esa luz nueva confiere a todo suele ser lo bastante poderoso como para permitir resistir con éxito la tracción del suicidio y hacer que la vida le resulte lo más deseable al sufriente”.

Friedrich Nietzsche

El tiempo vivido

“Y si en ciertos momentos llegamos a ‘revivir’ el pasado en nuestros recuerdos o a ‘vivir’ en el pasado, se trata precisamente de ‘revivir’ o de vivir ‘en’, mientras que el futuro lo vivimos de un modo mucho más directo e inmediato, de suerte que todas nuestras miradas se dirigen hacia él”.

Eugène Minkowski

Espíritu y dolor

La inteligencia artificial no es más que un aparato de cálculo, es capaz de aprender, incluso es capaz de ‘deep Learning’ o ‘aprendizaje profundo’, pero es incapaz de tener experiencias. El dolor es lo único que transforma la inteligencia en espíritu. No hay algoritmos del dolor. ‘Solo el gran dolor’, ‘el dolor lento y duradero’ que ‘se toma su tiempo’, dice Nietzsche, es ‘el último liberador del espíritu’ “.

Byung-Chul Han