Sobre curar y sanar

Curar viene del latín y significa cuidar, y el cuidado o “sorge” de Heidegger es un existenciario clave.

Si cuidarnos nos invita a mantenernos como un gerundio, pero también cuando nos cuidamos dejamos de vernos como gerundio y creamos significados que restringen las posibilidades buscando reducir la angustia de vivir.

El curar del terapeuta o cuidado, es una invitación a acompañarnos durante un espacio y tiempo, en la relación terapéutica encontramos la ampliación de las posibilidades y la aceptación de la angustia de vivir.

Lo que permite que el paciente se vuelva a cuidar y no necesite a otro que lo acompañe en ese cuidado es la relación terapéutica, por eso lo que se cura no es el paciente, porque en conceptos de Heidegger somos relación, por eso lo que se cura no es el paciente, lo que se cura es la relación.


Juan Pablo Díaz del Castillo B.

Bogotá, octubre 2014